Arnim Ramdass: El marido ganador de la lotería que desapareció

Isabel Mateo


Que harias si ganaras la loteria? ¿Dejarías tu trabajo y desaparecerías? Cuando el ganador de la Lotería de la Florida, Arnim Ramdass, ganó el premio mayor de $ 19 millones con la lotería de su lugar de trabajo en 2007, hizo precisamente eso: se salió de la red y dejó a su esposa sin un centavo. Así es como Arnim Ramdass, el esposo ganador de la lotería que desapareció, se salió con la suya.

Arnim Ramdass: El marido ganador de la lotería que desapareció

En 2007, Arnim Ramdass trabajaba como mecánico de aviones en el Aeropuerto Internacional de Miami. Estaba casado con Donna Campbell, una ex modelo, que ahora sufría de una enfermedad autoinmune y ya no podía trabajar.

¿Cómo ganó Arnim Ramdass la lotería?

Ramdass era parte de un grupo de lotería en el lugar de trabajo en el aeropuerto. En junio de 2007, la lotería tuvo un gran éxito cuando el grupo de 17 personas ganó el enorme premio mayor de la Lotería de la Florida de $ 19 millones. Eligieron cobrar el premio como un pago único, que ascendió a 10,2 millones de dólares en total. Después de dividir el premio entre todos los ganadores y pagar impuestos, el premio final para llevar a casa que cada persona se llevó a casa fue de aproximadamente $ 450,000.

Si bien este no era un día de pago de varios millones de dólares, seguía siendo una suma respetable en efectivo, y Ramdass no quería compartirlo.

¿Cómo desapareció Arnim Ramdass?

Arnim Ramdass y Donna Campbell dándose el pastel de bodas

Arnim Ramdass no le contó a su esposa sobre la lotería. En su lugar, hizo un acto de desaparición.

Recomendado:  Premios de la Quiniela de Fútbol: Expectativas y Realidades

Después de cobrar sus ganancias, Ramdass cortó inmediatamente el cable, el teléfono y el servicio de Internet de su casa. Luego, tomó algunas piezas de ropa y muebles y se mudó, sin decirle a su esposa adónde iba ni por qué. Una vez que se fue, el ganador de la lotería también dejó de pagar la hipoteca de la casa de la pareja. Conservó su trabajo, pero nadie sabía dónde vivía.

Su esposa, Donna Campbell, quedó conmocionada por la repentina partida. Aunque la pareja había estado experimentando problemas de relación, no esperaba que Ramdass se marchara.

Comenzó a sospechar que su esposo había desaparecido porque había tenido una ganancia inesperada en efectivo considerable. Una búsqueda rápida en Internet reveló que tenía razón: el sitio web oficial de la Lotería de la Florida nombró a Ramdass como uno de los ganadores del premio mayor.

En 2008, Campbell solicitó el divorcio e intentó demandar por la mitad de la lotería, pero el juez falló en su contra. En ese momento, la casa de la pareja entró en ejecución hipotecaria debido a facturas impagas y se vendió a un nuevo propietario. Campbell se vio obligada a mudarse de su casa.

¿Cómo evitó Arnim Ramdass compartir sus ganancias de lotería?

Los grandes ganadores de la lotería a menudo descubren que dividir un gran premio entre los miembros de la familia puede ser un proceso incómodo.

Una vez que se da la noticia de su buena suerte, los ganadores pueden encontrar que miembros de la familia separados de repente parecen reclamar el dinero. Los hijos de los ganadores de la lotería, especialmente los hijos adultos, pueden esperar recibir dinero en efectivo o asumir que heredarán las riquezas tras la muerte del ganador. Es posible que los cónyuges, ex cónyuges y hermanos vengan a buscar su parte. Antes de que se den cuenta, muchos ganadores de la lotería se encuentran atrapados en una batalla judicial.

Recomendado:  Generosos ganadores de Powerball Paul y Sue Rosenau

Si bien la ley no siempre favorece a los ganadores de la lotería, como en el espectacular caso de Bud Post III, que desperdició un enorme premio mayor de $ 16.2 millones, Arnim Ramdass pudo haber ganado por defecto. Para empezar, el nombre de Donna Campbell no estaba en la escritura de la casa. Además, durante un divorcio en Florida, los bienes matrimoniales se dividen de acuerdo con una ley conocida como «distribución equitativa».

Entre otras consideraciones, la ley divide los activos compartidos de una pareja en función de lo que poseían y aportaron al matrimonio, las contribuciones de las amas de casa, la duración del matrimonio, los ingresos y las deudas de cada persona, y la “disipación intencional, desperdicio, agotamiento o destrucción de bienes matrimoniales ”en los dos años antes o después de la presentación del divorcio.

Si bien no pudimos ubicar los procedimientos judiciales para este caso, la reclamación de Donna Campbell de la mitad del premio de lotería probablemente fue denegada en base a uno o más de estos factores.

¿Dónde está Arnim Ramdass hoy?

Hoy, Arnim Ramdass, de 64 años, mantiene un perfil bajo en Orlando, Florida. Si bien surgieron informes de noticias de que su ex esposa lo llevó a los tribunales nuevamente en 2013, no se publicó información sobre el resultado.

Lecciones para aprender de esta historia

Hay varias lecciones claras que se pueden extraer de la historia de Ramdass.

En primer lugar, si participa en un grupo de lotería con otras 17 personas, es posible que no se lleve a casa millones de dólares. Es posible que pueda ganar más con un grupo de personas un poco más pequeño o participando en un sindicato de lotería.

Recomendado:  Revisión de lotería Georgia Cash Pop

En segundo lugar, no importa cuánto dinero ganes, la gente querrá una parte de tu premio.

Finalmente, huir de su familia no mantendrá a salvo sus ganancias de lotería. En su lugar, consiga un contador y un abogado, aclare su posición legal y tome las acciones legales apropiadas para salvaguardar sus activos y ganancias. Un abogado especializado en premios de lotería puede ayudarlo a establecer un fideicomiso de lotería para asegurarse de que su dinero esté bien cuidado.