Martyn Tott: el aspirante a ganador de la lotería que perdió su boleto

Isabel Mateo

Aunque ganar la lotería parece un sueño lejano, la gente afortunada de todo el mundo se lleva a casa millones todo el tiempo. Una cosa que es segura para la mayoría de nosotros es que si tuviéramos la suerte de conseguir un boleto ganador, no podría ser arrancado de nuestras manos ni siquiera con el agarre más enérgico. Desafortunadamente, para aquellos que juegan los mismos números todo el tiempo, puede ser fácil perder, u olvidar, el boleto de lotería que compraron. Para el aspirante a ganador de la lotería Martyn Tott, esto se convirtió en una realidad devastadora cuando vio sus números ganadores mostrados en la televisión sin ningún boleto que encontrar.

El boleto ganador perdido

El ganador de la lotería Martyn Tott rompiendo el boleto de juego

El 5 de marzo de 2001, Martyn Tott, residente de Watford, y su esposa, Kay, estaban descansando y viendo la televisión cuando vieron la noticia de que Camelot Lottery Group estaba buscando al afortunado poseedor del billete para el premio mayor no reclamado de UK Lotto de £ 3 millones. Los dos no tenían idea de que eran los ganadores hasta que sus números aparecieron en la pantalla, los mismos números que habían estado usando desde que los dos comenzaron su rutina de jugar a la lotería.

Naturalmente, estaban llenos de emoción. ¿Quién no se enteraría de que podrían llevarse a casa 3 millones de libras esterlinas? La idea de que finalmente pudieran permitirse vivir en abundancia fue abrumadora para la pareja. Desafortunadamente, después de buscarlo en todos los rincones de su casa, finalmente tuvieron que enfrentar la triste realidad de que habían perdido su boleto.

Recomendado:  Romero en Casa para Atraer Suerte: Usos y Beneficios

Intentando cobrar

Sin embargo, Martyn y Kay no perdieron la esperanza cuando se dieron cuenta de que faltaba el boleto. Inmediatamente tomaron el asunto en sus propias manos y llamaron a Camelot para proporcionarles los detalles específicos de su compra. Desafortunadamente, no fueron los primeros en llamar. Camelot notificó a la pareja que ya había 150 afirmaciones falsas. Independientemente, el grupo envió a su jefe de seguridad para evaluar la situación y entrevistar a los posibles ganadores.

Si bien el jefe de seguridad estaba seguro de su honestidad, compartió la mala noticia de que se habían perdido la fecha para reclamar su boleto perdido. Aunque se le dijo a la pareja que no tuviera demasiadas esperanzas, Martyn todavía se dejó llevar por la posibilidad de una nueva riqueza, planeando con entusiasmo cómo gastaría sus ganancias.

Transcurridas seis semanas, el jefe de seguridad había regresado; esta vez, con un consejero. Aunque Martyn y Kay tenían la esperanza de una vida nueva y cómoda, se les informó de inmediato que no se les pagaría ningún dinero. Esta comprensión casi hizo que se desmoronaran las ilusiones de la pareja. Aún así, Martyn continuó su buena pelea.

Buscando la atención pública

Martyn Tott y su ex esposa Kay - Lotería nacional

No mucho después de que la pareja recibió las malas noticias, Martyn se acercó al publicista inglés Max Clifford y se acercó a los medios de comunicación. Estaba ansioso por dar a conocer su historia, su esperanza giraba en torno a la posibilidad de que la atención pública pudiera cambiar las mentes del Grupo Camelot. Inesperadamente, la historia se aceleró y apareció en revistas, periódicos, televisión y radio de todo el mundo, llegando incluso a Oprah Winfrey. Finalmente, el exsecretario de Cultura y ministro de la Lotería Nacional, Chris Smith, respaldó públicamente su historia en Newsnight.

Recomendado:  Cómo Preparar un Colibrí como Amuleto de Buena Suerte

A pesar de la atención pública y el apoyo que recibieron de Smith, el Grupo Camelot insistió en la decisión que habían tomado, incluso cuando se reveló que habían pagado ganancias a otros ganadores de lotería que se encontraban en situaciones similares. Pronto, Martyn descubriría que había más de 100 casos más como el suyo. Sin embargo, esto no cambió el resultado y la pareja nunca recibió sus ganancias.

¿Dónde está Martyn Tott ahora?

A finales del mismo año, Martyn y Kay se separaron. El estrés se había vuelto demasiado para Kay, aunque era obvio que Martyn estaba convencido de que podía cambiar su historia. Continuó buscando ayuda legal, esperando que los tribunales fallaran a su favor. Sin embargo, cinco años después, Martyn finalmente llegó a aceptar que nunca obtendría el dinero por el que había luchado durante tanto tiempo. Aunque algunas batallas judiciales de los ganadores funcionan a su favor y en Canadá los operadores de lotería una vez incluso localizaron a un ganador que perdió su boleto y no tenía idea de que había ganado $ 50 millones, Martyn no tuvo tanta suerte.

Desde entonces, Martyn ha recuperado el control de su vida. Se mudó a los Estados Unidos y experimentó con su fe y espiritualidad, que admite que lo llevó a una secta. Pasada esta etapa de su vida, se dio cuenta de que tenía pasión por la escritura. Incluso escribió un libro sobre sus experiencias, titulado Seis números mágicos. Aunque su vida había cambiado drásticamente a lo largo de los años, Martyn admite que finalmente pudo encontrar la verdadera felicidad.

Conclusión

Aunque Martyn Tott aspiraba a vivir un estilo de vida lujoso como lo hacen muchos ganadores de lotería, su suerte le falló una y otra vez. Incluso cuando la atención pública hizo evidente que él era el ganador del premio mayor no reclamado de la Lotería Nacional, los encargados de distribuir las ganancias nunca se movieron. Algunos ganadores, como Michael Weirsky, pierden sus boletos pero logran encontrarlos más tarde, mientras que otros ganadores, como Derek y Dawn Ladner, ganan el mismo premio mayor dos veces porque olvidaron que ya compraron un boleto y luego compraron otro; desafortunadamente, este no sería el destino de Martyn.

Recomendado:  Revisión de Lottery Analyst: al menos es asequible

Si bien es posible que su historia no tenga el final profundamente trágico que tuvo la de Tim O’Brien, Martyn sigue siendo un ejemplo perfecto de cómo la lotería puede cambiar a las personas y sirve como una advertencia para el resto de nosotros. ¿Una palabra para el sabio? Guarde sus boletos de lotería en un lugar seguro en caso de que los pierda. Nunca se sabe lo que sucederá si no se lo espera.